728 x 90

La ‘industria del derrocamiento’ detrás de la estrategia para sabotear el proyecto de López Obrador

<strong>La ‘industria del derrocamiento’ detrás de la estrategia para sabotear el proyecto de López Obrador</strong>

El cineasta Carlos Mendoza Aupetit advierte que hay un sofisticado plan de sabotaje contra el presidente mexicano que, en última instancia, busca deponerlo del poder.

Ariel Noyola Rodríguez

Conferencia del presidente Andrés Manuel López Obrador, el 28 de marzo del 2023. Prensa Andrés Manuel López Obrador

RT 28 de abril del 2023.- En entrevista exclusiva con RT, Carlos Mendoza Aupetit, fundador del Canal 6 de Julio, advierte que hay un sofisticado plan de sabotaje contra el presidente mexicano que, en última instancia, busca deponerlo del poder.

La estrategia para expulsar a Andrés Manuel Lópéz Obrador (AMLO) de la arena política no es nueva, recuerda el cineasta. Se promueve por lo menos desde 2005, cuando a través de un proceso de desafuero se buscó evitar que el político tabasqueño se convirtiera en candidato a la Presidencia.

En la actualidad, empresas y Gobiernos extranjeros se han sumado a una ‘industria del derrocamiento’ que desarrolla sus operaciones de forma encubierta, se revela en su documental más reciente, ‘Las fachadas del golpismo’.

El papel de las organizaciones de la sociedad civil

La injerencia de EE.UU. en México data de buen tiempo atrás. Por lo general, se presenta en forma de “cooperación”, “ayuda” o “asistencia”, recuerda Mendoza Aupetit.

Históricamente, las agencias estadounidenses han intervenido en la política interna del país a la hora de establecer conexiones con organizaciones o figuras políticas que juegan un rol de opositores al Gobierno, destaca el documental.

Es el caso de la asociación civil Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI), fundada por Claudio X. González Guajardo, hijo de Claudio X. González Aporte, uno de los empresarios más influyentes de México.

Llama la atención que, aunque siempre se ha asumido como una organización sin filiación partidista, cuando era su presidente, González Guajardo se dedicó a organizar reuniones en su propia casa con los dirigentes de los partidos políticos del viejo régimen.

Históricamente, las agencias estadounidenses han intervenido en la política interna del país a la hora de establecer conexiones con organizaciones o figuras políticas que juegan un rol de opositores al Gobierno.

Así, bajo el argumento de que lo suyo era defender una “agenda ciudadana”, González Guajardo terminó conformando un alianza legislativa y electoral, ‘Va por México’, para reconquistar el poder de la mano de la clase política tradicional, la misma que asegura combatir.

Otro de los promotores de esta coalición es Gustavo de Hoyos Walther, expresidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), y quien recientemente dio a conocer su aspiración de ser candidato presidencial en 2024.

A diferencia de González Guajardo, quien abandonó la presidencia de MCCI tan pronto hizo público su apoyo a la alianza, De Hoyos Walther hasta el momento no ha renunciado a ser miembro de su Consejo Consultivo.

El documental dirigido por Mendoza Aupetit destaca que, aunque aseguran no ser promotores de “intereses políticos”, personajes como González Guajardo siempre han participado de lleno en el campo político, pero de forma encubierta.

Aunque aparentan ser inofensivas, tanto organizaciones no gubernamentales como agencias estadounidenses han estado involucradas en golpes de Estado a lo largo y ancho de América Latina.

En su calidad de integrantes de las denominadas organizaciones de la sociedad civil, establecen contacto lo mismo con grandes empresas como con Gobiernos extranjeros (como es el caso con EE.UU.) para obtener financiamiento.

Y aunque aparentan ser inofensivas, tanto organizaciones no gubernamentales como agencias estadounidenses han estado involucradas en golpes de Estado a lo largo y ancho de América Latina.

Propaganda de la violencia ‘made in’ USA

En el documental ‘Las fachadas del golpismo’ se revela que, para desgastar a un Gobierno, los medios de comunicación acostumbran “exagerar” ciertos acontecimientos para poner de manifiesto una supuesta falta de gobernabilidad.

Carlos Mendoza Aupetit, cineasta mexicano, en entrevista en marzo de 2023. Cortesía: Carlos Mendoza Aupetit

Carlos Mendoza Aupetit recuerda cómo, en agosto del año pasado, cuando de manera simultánea se registraron hechos violentos en varias entidades de la República, la mayoría de los medios puso el acento en el hecho de que el Gobierno era incapaz de poner orden.

Quemas de vehículos, asaltos a tiendas de conveniencia y balaceras, de acuerdo con Mendoza Aupetit, sirvieron como insumos para construir una narrativa en torno a la ausencia de un Estado de derecho o, peor aún, para asegurar que México se había convertido en un ‘narco Estado’.

Estos mensajes, comenta el director del Canal 6 de julio, eran promovidos también desde EE.UU. Por aquellos meses, el Gobernador de Texas instaba al presidente Joe Biden a catalogar a los grupos del narcotráfico en México como ‘terroristas’. La solicitud abría la posibilidad de que las Fuerzas Armadas y de Seguridad de EE.UU. intervinieran en territorio mexicano para abatir a los narcotraficantes.

El sector privado también juega su parte. Se ha instaurado una ‘industria del derrocamiento’: consultoras y centros de pensamiento (‘think tanks’) construyen tendencias en redes sociales y consensos entre la opinión pública para desgastar al Gobierno.

Esta narrativa, a últimas fechas, ha venido ganando adeptos dentro de la Unión Americana. Se han sumado más gobernadores, legisladores y hasta fiscales generales de varios estados para poner un alto a un problema que, aseguran, el Gobierno mexicano ha sido incapaz de resolver.

Desde el exterior se promueve una mayor cooperación lo mismo con organismos como la Agencia Central de Inteligencia (CIA) y el Buró Federal de Investigaciones (FBI), que con la Agencia de EE.UU. para el Desarrollo Internacional (USAID, por sus siglas en inglés) y la Fundación Nacional para la Democracia (NED, por sus siglas en inglés).

El papel del sector privado

El sector privado, de acuerdo con Mendoza Aupetit, también juega su parte. Se ha instaurado una ‘industria del derrocamiento’: consultoras y centros de pensamiento (‘think tanks’) construyen tendencias en redes sociales y consensos entre la opinión pública para desgastar al Gobierno.

Consultoras como CLS Strategies, acusada de participar en el golpe de Estado contra el presidente Evo Morales en 2019, ya está operando a sus anchas en México, generando perfiles falsos en redes sociales para atacar al presidente López Obrador, denuncia Mendoza Aupetit.

El cineasta Carlos Mendoza Aupetit. Cortesía: Carlos Mendoza Aupetit

De no tomarse cartas en el asunto para neutralizar esta estrategia, México podría correr la misma suerte que Bolivia, advierte el también catedrático del Centro Universitario de Estudios Cinematográfico de la UNAM.

Un poder mediático sin límites

Mendoza Aupetit considera que, con todo y que la mayoría de los Gobiernos ‘progresistas’ en América Latina han sido de un perfil “bastante moderado”, todos ellos han sido objeto de ataques por parte del poder mediático.

En México, la estrategia para contener esta ofensiva por parte del Gobierno hasta el momento se ha visto reducida a las conferencias matutinas del presidente, un espacio que ha servido para hacer puntualizaciones, o para desmentir información que circula en los medios.

Sin embargo, el director del Canal 6 de Julio considera que las ‘mañaneras’, como se le conoce a las conferencias matutinas de López Obrador, no han sido suficientes para poner un alto a la ofensiva mediática en curso. Lo más peligroso, explica, es que se trata de una estrategia supranacional.

Medios de comunicación nacionales en alianza con medios extranjeros que, a su vez, mantienen vínculos con grandes empresas de diversos rubros y que, en conjunto, pretenden imponer una sola narrativa.

“Han construido un ‘cerco mediático’ en contra de Gobiernos que han sido elegidos democráticamente”, sentencia Mendoza Aupetit.

El director de cine lamenta que en el continente no se haya hecho lo suficiente para poner límites a estas maniobras.

Hace falta, comenta, establecer una mayor regulación de los medios de comunicación y realizar un debate público sobre lo que significa el derecho a la información. “Una cosa es hacer valer la libertad de expresión y otra muy diferente es difundir noticias falsas o narrativas tramposas para defender intereses empresariales o de Gobiernos extranjeros”.

Lo que busca la estrategia

La estrategia de desestabilización en México, de acuerdo con el documental ‘Las fachadas del golpismo’ no tiene como único blanco al presidente López Obrador, sino dinamitar su proyecto político.

A la ‘guerra judicial’ para dar marcha atrás a los megaproyectos de infraestructura, las reformas a la Constitución y leyes secundarias promovidas desde el Gobierno, se añade también el intento para impedir la continuidad de la denominada ‘Cuarta Transformación’ más allá de 2024.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *